Participantes durante las actividades en Monón. Crédito: Sandra Benítez Herrera